domingo, 18 de enero de 2009

Calles de hielo con desgano

I
Después de escuchar los aleteos de una mariposa decidí sentarme nuevamente frente a la computadora para tratar de escribir algo. Llevo semanas con la inspiración congelada, con cerros de nieve cada que abro la puerta y la boca, con temperaturas de menos 13 grados centígrados pero con sensación térmica de menos 29. Ando por estas calles de hielo con desgano, ya quiero regresar a clases, la siguiente semana haremos una votación para decidir si ya se acaba la huelga de una vez por todas, veremos si hay suerte.
II
Estuve en la ciudad de México casi un mes, llena de sol, de amigos, de familia, de buena cerveza. La primera semana anduve como si viviera bajo los efectos de alguna poderosísima droga que me tenía sonriendo todo el tiempo. No me importaba el tráfico ni la contaminación que me rodeaba, tampoco los gritos que salen de las ventanillas de los autos, de los semáforos, de los vagones del metro, de las ganas de sobrevivir. Era como si mi vida se hubiera estado transmitiendo muda, en tonos sepia y de repente comenzara a tejerse en hilos de sonido tecnicolor. Fui feliz. Las semanas pasaron y me di cuenta de que la única vida que había cambiado con mi partida era la mía, que desde septiembre no tenia mas casa que la de North York, que estaba enamorada hasta las vísceras de una ciudad que sobrevive sin mí gracias a sus veinte millones de amantes obsesivo-compulsivos. Quiero ser como ella, olvidar, dejar que me amen, que me odien, que me pasen los siglos encima y que siempre quieran volver a mí. La vi hermosa, me hizo llorar.
III
No hay plazo que no se cumpla. Me agarre hasta con las puntas del cabello de las escaleras eléctricas que me llevaban a la sala de última espera y me vine, muy a mi pesar, dejando tras de mí el mejor sol de invierno. Caminé por el aeropuerto internacional de Toronto repitiéndome que era valiente, que basta de nostalgias, que era una buena decisión, que como pesaban las maletas. Y aquí estoy, viendo caer la nieve desde hace siete horas, con ganas de tomarme una botella de vino o dos. Con ninguna botella y con ninguna tienda de vinos cerca. Me molesta el deseo, pero me molesta mas la imposibilidad de cumplirlo.
IV
Hace un par de días descubrí el Kesington Market. Tienen tiendas mexicanas y me vine cargada de mole, chocolate, latas de chile y dulces. Y ayer, caminando por Bloor Street West, me encontré con un aparador lleno de libros en español. Me metí para quitarme el frío y la curiosidad. Le seré infiel por un tiempo a Roberto Bolaño con Gabriel García Márquez. No creo que se batan a duelo por mí.
V
Quiero dormir abrazada de un hombre. Ya me cansé de que las únicas que quieran acostarse conmigo sean las dudas.

10 comentarios:

Lilith dijo...

Bienvenida!!!!
Que gusto volver a leerte, espero que la nostalgia no se apodere de ti, no extrañes México demasiado.
Sigue escribiendo, lo encontrarás catartico.
Besos y abrazos.
Y no, todavia estamos a tiempo:
Feliz Año Nuevo!!!!

Sami, pagando el precio... dijo...

Me encanta como escribís!!!
Espero que esta partida de tu patria, valga la pena, porque la nostalgia que tienes dentro aunque con los años se pondrá mas borrosa, igual te crea una herida incurable...

Gracias por tu comentario en mi blog, he hecho puesto un anexo, explicando mi punto de vista, por favor léelo. No tienes hijos aun, pero espero que los tengas y cuando sea así le sepas educar sin mentiras.

Te dejo un abrazo de osa, también congelada de inspiración y nostalgia

Te dejo un

Mariposa Tecknicolor dijo...

Híjole Copo, me has dejado sin palabras y con los ojos llenos de lágrimas.
A veces pienso que conforme pasa el tiempo me cuestan más trabajo las despedidas, ¿y a ti?
Todo sigue igual que antes, tienes razón, pero qué linda manera de tomar una vez más el hilo de tu nueva vida, de tu nueva casa, de tu nuevo estatus profesional... Estoy orgullosa de ti, lo sabes.

Te abrazo desde lejos. Acá hace muchísimo frío. Sé que no son los -29°C que tu sientes allá, pero compréndeme, las alas de una Mariposa no revolotean de la misma manera a 5°C que a 19.

Te deseo lo mejor, feliz año nuevo y te felicito por el regreso a la blogósfera.

Con mucho cariño,
La Mariposa Teckni, con un Andrés Tecknicolor.

sami, pagando el precio... dijo...

Queridicima Madame Copo, por lo maravilloso que escribes, que siempre me dejas tan impactada, te doy el premio PREMIO DARDO y el PREMIO BLOG DE ORO.

Y te dejo un abrazo de osa, muy agradecida de tu ciber amistad

sami, pagando el precio... dijo...

Bueno, con la prisa me olvide de explicarte: El premio te lo cojes de mi blog, a la derecha.
La unica regla, es que tu misma premies a 15 blogeros de tu gusto.

Un abrazo osa mas y con este ultimo ya te tengo media escurrida, ja ja..

Lilith dijo...

Pasando a saludar... Besos!!!

Mariposa Tecknicolor dijo...

Sólo pasé a saludar. Felicidades por los premios que Samy te ha dado, ¡¡yupidú!!

Hoy me acordé mucho de ti porque al despertar quise escuchar guantanamera.

adiós copito.

El escupidor de palabras dijo...

Madame copo!!!!! me llegan las letras que escribes, es como si estuviera ahí al lado y lo contaras con palabras habladas, se te siente triste, pero seguro se pasa, a veces esos lapsos de melancolía logran sacarnos cosas buenas, como tus letras.
Un besote y un abrazo van para... al norte! alla

dispersa dijo...

Sos perfecta,me asombra(aunq ya sé) con orgullo ese modo de trasmitir,te leo y pude sentir ese andar desangelado y el alma en el freezer.Esas ganas de buen vino.

todas tus palabras me dejan pensando y me "disperso" en ideas..en deseos caducos y por estrenar y en lo mucho q me inspiras a decirte.

Que tus deseos Copo no molesten,tampoco el no cumplirlos, son motores de búsqueda.De algun modo si todo encontraríamos matariamos la ambición(de la buena),desaparecería eso de estremecerte cuando llega.No pretendo consolarte,tal vez si acmpañarte en algo q también me sucede no puntualmente,pero sucede y hablarte es hacerlo para mi.
El final me hizo reir..no es cierto q solo quieran acostarse con vos las dudas,ya llegará el abrazo,la pareja,el amor.

Y con todo respeto te digo,estoy enamorada y en pareja,pero no idealices con eso,no lo hagas..si bien es maravilloso,no te priva del dolor..es mas a veces te expone mas porq se suman las carencias de ambos.La armonía de tener las cuatro patas de la mesa(salud,amor,dinero,amistades o para otro diferentes 4) es un arduo camino q si bien somos protagonistas a veces no depende de cuánto lo deseemos,no aparece.Ponele garra a lo q escribis,porq es maravilloso..¿n pensaste en dedicarte a un libro? si si leí lo de tu falta inspiración,quizas por eso lo haces tan bien,sin borrador,sin previa,casi como un beso,das tu entrada y ya.Aparece lo inolvidable.

Sigo estando aquí,declarandote mi amistad,aunq me demore un poco.

Levanto esa copa de buen vino,por tus palabras,los deseos de ambas,y el hombre del abrazo.

Un beso

Lilith dijo...

Gracias por ir a saludar.
Te dejo un abrazo y besos.